5

Peppa Pig y las botas de oro

Aunque hemos hecho un montón de planes en el último mes que están apuntados en mi lista para contaros, el que hemos hecho este fin de semana no podía esperar.

El sábado fuimos al cine con la peque a ver Peppa Pig y las botas de oro. Cuidado que no es una peli de Peppa, como pensaba yo al principio. Son dos capítulos especiales de 15 minutos cada uno más siete episodios de la nueva temporada.

 

peppa-pig_cartel_300x445

 

Hasta ahora nuestras experiencias en el cine con la peque habían sido un poquito… vamos a decir que no buenas del todo, porque el volumen elevado y las escenas trepidantes, tan comunes en las pelis de dibujos ahora mismo, la asustaban bastante. Pero con Peppa nos hemos quitado esa espinita que teníamos y la peque pudo por fin disfrutar de la experiencia del cine. Si es que lo que no consiga Peppa… jejeje. Ya sabéis que me encanta esa cerdita respondona y su mundo (podéis leerlo en Por qué a los niños les encanta Peppa Pig (y a los padres también) )

En Peppa Pig y las botas de oro se mantiene el espíritu de la serie, esa inocencia con pequeños toques de humor para los adultos. En los dos capítulos especiales los creadores de Peppa dejan volar un poquito más la imaginación de lo habitual y además incluyen canciones nuevas que los niños seguían con palmas desde sus asientos. Y el adelanto de la nueva temporada les deja con ganas de mucho más. Cuando se encendieron las luces todos preguntaban que si ya se había acabado.

Para los más pequeñitos es una buena opción para pasar un ratito de una tarde del fin de semana. La duración está muy bien, 65 minutos aproximadamente, así que tampoco les da tiempo a cansarse de estar sentados. Y un dato importante para los padres, al no ser una peli normal y corriente, el precio es reducido, que oye, está bien saberlo.

Así que ya sabéis, si a vuestros peques les gusta Peppa tanto como a la mía, ya tenéis plan para el finde. Os dejo el trailer para que os vayáis animando.

 

 

¡Ya me diréis si les gusta! 😉