2

Rincón de Lectura: ¿A qué sabe la luna?

Después de Luna de la colección De la cuna a la luna, del que os hablaba en el último Rincón de Lectura, traigo un nuevo cuento dedicado a este fascinante satélite de la tierra que además gusta tantísimo a los niños.

 

A que sabe la luna

 

¿A qué sabe la luna? es un cuento que seguramente muchos ya conoceréis. Cuenta cómo los animales llevaban ya mucho tiempo queriendo saber a qué sabe la luna. Era algo que les tenía muy intrigados y cada noche intentaban estirarse mucho para llegar hasta ella, pero no lo lograban. Un día la tortuga se subió a la montaña más alta que había para alcanzarla, y como no podía llamó al elefante, que se subió a su caparazón para llegar más alto. Como tampoco llegaban llamaron a la jirafa, y luego a la cebra, y luego al leónLa luna que estaba viendo todo esto, se iba alejando cada vez un poquito más, creyendo que aquello era un juego, hasta que el último que quedaba por subirse era el ratón. Como era tan pequeño, la luna confió en que no llegaría, así que no se movió. Y ¿qué pasó? Pues que el ratón alcanzó a la luna y arrancó un pedacito, del que dio a probar a todos los demás animales.

 

A-que-sabe-la-luna

 

Es una bonita historia sobre el trabajo en equipo y la importancia de compartir. Todos los animales consiguen juntos alcanzar ese sueño que tienen en común y que cada uno en solitario no había logrado alcanzar. Y una vez alcanzado lo van a compartir.

Aparte, hay una segunda lectura, y es que el animal más pequeño, el que parece que no va a llegar por su tamaño, es el que al final consigue llegar hasta la luna.

Las ilustraciones son muy bonitas, a medio camino entre lo infantil y un realismo en la textura que te da casi la sensación de poder tocar la superficie de la luna.

El cuento utiliza además recursos narrativos que triunfan mucho con los niños, como la repetición de algunas frases como “si te subes a mi espalda, a lo mejor la alcanzamos”…

Al final de la narración hay un pequeño giro que no esperas, con un pez viendo la luna reflejada en el mar preguntándose a qué sabrá la luna. Quizá quiere decirnos que todos los animales comparten ese mismo sueño aunque sean muy diferentes, o quizá que las cosas pueden verse desde diferentes perspectivas… ¿Cómo lo interpretáis vosotros?

¿A qué sabe la luna? es de la editorial Kalandraka y tiene 36 páginas de 19,5 x 29 cm. Es un cuento muy conocido y el favorito de muchos niños. ¡E incluye un metro para ir midiendo a los peques de la casa según vayan creciendo!

Espero que os haya gustado el Rincón de Lectura de hoy. En el próximo seguiré con cuentos sobre la luna 😉

4

Rincón de Lectura: Un bicho extraño

El cuento que os traigo hoy al Rincón de Lectura es muy chulo, ya veréis 😉 Se llama Un bicho extraño y por supuesto con ese título no puede tratarse de un libro normal y corriente. Se trata de un cuento muy peculiar.

 

978-84-96957-67-1_g

 

En la primera página nos encontramos con un bicho muy muy raro, un bicho que parece un huevo. Página a página, con un texto a base de rimas, ese bicho irá teniendo orejas, pies, rabo… pero ¡todo descolocado! ¡qué raro! Aaaah, que en la última página el texto nos invita a dar la vuelta al cuento… ¡Era un ratón! y se ha asustado, así que va perdiendo las orejas, los pies, el rabo… hasta quedarse como un huevo mondo, lirondo y pelado… Y de nuevo se invita a dar la vuelta al cuento… y ¡qué bicho más raro! 😉

 

Un-bicho-C-3-740

 

Es lo que se conoce como un cuento sin fin ya que nunca acaba, se lee de manera circular de principio a fin y de fin a principio y siempre se invita a dar la vuelta al libro. En este caso, el texto envuelve además de manera casi literal la ilustración protagonista intensificando esa sensación de bucle.

 

978-84-96957-67-1i2

 

Las ilustraciones son obra de Óscar Villán y se caracterizan por la sencillez de formas y colores sobre un fondo neutro que concentran la atención del lector en el único elemento protagonista de este cuento, el bicho extraño. El texto por su parte es de Mon Daporta y juega con las rimas y la lectura rítmica, algo muy habitual en las ediciones de Kalandraka (que edita este cuento a través de su sello Faktoría K de Libros).

Para los niños es un cuento súper divertido. Les sorprende la primera vez que lo leen (o se lo lees) porque para ellos es una adivinanza y van descubriendo poco a poco qué está pasando y qué es ese bicho tan raro. Después, cuando ya han descubierto lo que pasa, eso de dar la vuelta al cuento para ver si es un huevo o un ratón… les encanta. Las rimas y el ritmo convierten la lectura también en algo muy dinámico, casi un juego. Y para primeros lectores está genial.

Tiene 14 páginas duras de 17,5 x 22 cm y la edad recomendada es aproximadamente de 0 a 5 años. La verdad es que puede gustar tanto a los más pequeñitos como a los niños que están empezando a hacer sus primeros pinitos con la lectura.

¡Muy divertido! ¿Qué os parece?