8

La importancia de los médicos amables

 

doctor-patient-1080408_1920

 

Llevo mucho tiempo hablando de este tema con mi marido, pero hasta ahora no se me había ocurrido tratarlo en el blog. Últimamente cada vez que nos ha tocado ir a algún médico que no es de nuestros habituales (pediatra, ginecólogo…) nos encontramos de forma bastante frecuente a médicos que nos miran escasas veces a lo largo de la consulta, que se limitan a escribir en su ordenador y a seguir lo que dicen las pruebas exclusivamente, olvidándose de lo que los síntomas o experiencias del paciente pueden revelar.

No sé muy bien si durante la carrera de Medicina se trata con mucho énfasis lo relacionado con el trato con los pacientes. Si hay algún médico en la sala me encantaría saberlo. Quiero pensar que la razón de esa falta de empatía, relativamente frecuente, tiene que ver con que es una parte un poco olvidada dentro de la ciencia de la Medicina.

El uso de ordenadores y la existencia de más y mejores pruebas tampoco ayuda en esta cuestión. Antes los médicos tenían que basarse en lo que el paciente les contaba para llegar a un diagnóstico. Es genial que cada vez la medicina esté más avanzada y que cada vez las pruebas de diagnóstico sean más precisas, pero no pueden olvidarse de la persona que tienen en frente. Seguro que la mayor parte de las veces lo que tenemos que contarle al médico no tiene mucha trascendencia, pero muchas veces sí y podría serles de gran ayuda.

Antes decía que era algo que observábamos últimamente, porque médicos bordes y amables han existido siempre (como en todas las profesiones), pero es que ahora se ha unido la nueva categoría de los “robóticos”. Ya os digo, que se limitan a analizar y diagnosticar. Oiga… que estoy aquí delante, no hable de mí en tercera persona.

Afortunadamente hay profesionales de la medicina de esos que hacen que salgas de su consulta agradecido y reconfortado. No porque te hayan dicho lo que quieres oír (que eso es lo más importante, por supuesto), sino porque te han mirado a los ojos mientras hablaban, han empatizado contigo y tus preocupaciones, te han escuchado y lo han tenido en cuenta, y lo más importante, te han explicado las cosas sin despacharte.

Qué importantes son esos médicos amables.

Espero no echarme a todo el sector de la Medicina encima con esto que voy a decir, pero es que nosotros lo hemos comentado más de una vez. Cuando llevamos a nuestros gatos al veterinario, sentimos que empatizan más con nosotros que la mitad de veces que vamos a algún médico. Nos dedican tiempo, el que corresponda, intentan que los propios gatos estén tranquilos… vamos, que le ponen un poco de alma…

Sé que hay miles de factores que se nos escapan, como lo agotados que deben estar, que tienen citas programadas cada diez minutos, que lo importante es que el que tengas delante sea un buen profesional, un buen diagnóstico, y no que se hagan tus amigos. Por supuesto, pero yo sólo digo que es importante no olvidar que los que van a las consultas son personas, y a veces personas preocupadas o que no se sienten bien y que necesitan un poco de empatía por parte de aquellos en cuyas manos, de alguna manera, ponen sus vidas.

Aunque parezca que este post es una queja, no lo es. Sí que reivindica que la parte humana se tenga más en cuenta, porque muchas veces se está dejando de lado. Pero en realidad está dedicado a esos médicos que sí te miran a la cara, que sí te escuchan, que sí te explican y te sonríen. Este post es sobre la importancia de los médicos amables, porque ellos sí se han dado cuenta de que son el elemento que conecta la ciencia de la Medicina con las personas y son conscientes de lo importante que es eso. 

Anuncios
7

Madrileñeando: Un día en Patones

El fin de semana pasado, este del puente no porque los virus nos han dejado K.O, fuimos a pasar el día a Patones de arriba. Los que seáis de Madrid seguramente lo conozcáis o al menos os sonará, porque es un municipio muy conocido por su historia, ubicación y belleza.

 

IMG_20160423_163943

 

Patones está situado en una zona montañosa, en una ladera en la que el pueblo queda prácticamente oculto a la vista. Existe una leyenda que dice que los habitantes de la zona huyeron a esas montañas en tiempos de la ocupación musulmana, siendo una zona que nunca llegó a ser “ocupada”, y por lo tanto, en la que se mantuvieron las costumbres y creencias preexistentes. También se dice que fue una zona que nunca llegó a ser ocupada por los franceses, puesto que nunca supieron de su existencia, al estar oculto a la vista. Pero parece que se trata de leyendas. Lo que sí es cierto es que en Patones había Rey, sí, sí, el Rey de Patones. Se trataba de una especie de alcalde-juez de paz que se encargaba de gobernar e impartir justicia.

A mediados del siglo XX los habitantes de Patones decidieron trasladarse a una zona más llana y fundaron Patones de abajo, quedando Patones de arriba deshabitado. Sin embargo, la belleza de su enclave, de su arquitectura en pizarra (ejemplo de los que se conoce como arquitectura negra) y su increíble historia/leyenda lo han convertido en uno de los municipios más visitados de la Comunidad de Madrid.

 

IMG_20160423_164011

 

El acceso es complicado, por una estrechísima carretera de doble sentido, y aparcar en fin de semana tampoco es fácil, pero el lugar merece la pena. Como nosotros fuimos en un día medio lluvioso, tuvimos la suerte de poder pasear por el pueblo con poquita gente, y la verdad es que lo agradecimos, porque es pequeñito y lleno de gente habría perdido mucho encanto.

 

IMG_20160423_133237

 

Aparte de un paseo por el pueblo y sus estrechas calles, es recomendable tomar alguna de las rutas que salen desde allí para disfrutar del paisaje y el entorno. Nosotros con la peque caminamos un poquito por los alrededores del pueblo, pero se cansó rápido. Otra vez será. A pocos kilómetros del pueblo está la Ermita de la Virgen de la Oliva, de estilo románico-mudéjar. Y muy cerquita, en la zona más llana cercana a Patones de abajo, hay un yacimiento arqueológico con restos de un castro de origen prerromano.

 

IMG_20160423_170055

 

Nosotros, después de un breve paseo, nos metimos en uno de los restaurantes que hay a comer, porque se puso a diluviar. Así que ¿qué podíamos hacer? Pues comernos unos judiones y un solomillo, jejeje. Bueno, yo sustituí los judiones por un salmorejo, que para mi era demasiado. Y para bajar la comida otro paseito junto al arroyo, lavadero, puente… hasta las afueras, donde quedan restos de construcciones que en su momento estuvieron principalmente destinadas al ganado.

 

IMG_20160423_170009

IMG_20160423_170209

 

Pasamos un día genial y a la peque le gustó mucho. Está muy cerquita de Madrid, a unos 60 km, y ofrece muchas posibilidades. Si vas con niños todavía pequeños, como es nuestro caso, es un lugar muy cómodo para hacer un plan interesante pero no demasiado cansado, porque el pueblo en sí es muy pequeñito y abarcable. Después tiene todas las alternativas que os he comentado más arriba: rutas, ermita, castro… etc. para ir adaptando el plan a cada uno.

Ya sabéis, si tenéis un día libre y no sabéis qué hacer, podéis hacer una visita a Patones.

2

Rincón de Lectura: ¿A qué sabe la luna?

Después de Luna de la colección De la cuna a la luna, del que os hablaba en el último Rincón de Lectura, traigo un nuevo cuento dedicado a este fascinante satélite de la tierra que además gusta tantísimo a los niños.

 

A que sabe la luna

 

¿A qué sabe la luna? es un cuento que seguramente muchos ya conoceréis. Cuenta cómo los animales llevaban ya mucho tiempo queriendo saber a qué sabe la luna. Era algo que les tenía muy intrigados y cada noche intentaban estirarse mucho para llegar hasta ella, pero no lo lograban. Un día la tortuga se subió a la montaña más alta que había para alcanzarla, y como no podía llamó al elefante, que se subió a su caparazón para llegar más alto. Como tampoco llegaban llamaron a la jirafa, y luego a la cebra, y luego al leónLa luna que estaba viendo todo esto, se iba alejando cada vez un poquito más, creyendo que aquello era un juego, hasta que el último que quedaba por subirse era el ratón. Como era tan pequeño, la luna confió en que no llegaría, así que no se movió. Y ¿qué pasó? Pues que el ratón alcanzó a la luna y arrancó un pedacito, del que dio a probar a todos los demás animales.

 

A-que-sabe-la-luna

 

Es una bonita historia sobre el trabajo en equipo y la importancia de compartir. Todos los animales consiguen juntos alcanzar ese sueño que tienen en común y que cada uno en solitario no había logrado alcanzar. Y una vez alcanzado lo van a compartir.

Aparte, hay una segunda lectura, y es que el animal más pequeño, el que parece que no va a llegar por su tamaño, es el que al final consigue llegar hasta la luna.

Las ilustraciones son muy bonitas, a medio camino entre lo infantil y un realismo en la textura que te da casi la sensación de poder tocar la superficie de la luna.

El cuento utiliza además recursos narrativos que triunfan mucho con los niños, como la repetición de algunas frases como “si te subes a mi espalda, a lo mejor la alcanzamos”…

Al final de la narración hay un pequeño giro que no esperas, con un pez viendo la luna reflejada en el mar preguntándose a qué sabrá la luna. Quizá quiere decirnos que todos los animales comparten ese mismo sueño aunque sean muy diferentes, o quizá que las cosas pueden verse desde diferentes perspectivas… ¿Cómo lo interpretáis vosotros?

¿A qué sabe la luna? es de la editorial Kalandraka y tiene 36 páginas de 19,5 x 29 cm. Es un cuento muy conocido y el favorito de muchos niños. ¡E incluye un metro para ir midiendo a los peques de la casa según vayan creciendo!

Espero que os haya gustado el Rincón de Lectura de hoy. En el próximo seguiré con cuentos sobre la luna 😉

12

La cansina lucha de los “anti-niños”

Esta mañana me he despertado con un artículo de opinión de un periodista (supongo, porque la verdad es que no le conozco) en el que contaba lo poco que le gustan los niños, lo que molestan, lo insoportable de las conversaciones de los padres, lo que le joroba que solo se hable de conciliación familiar… bla bla bla. Vamos, lo de siempre.

 

etc-682613_1280

 

Y sí, es que es algo muy cansino. Ya he leído y oído mil veces los mismos argumentos. Está repe amigos, basta de contarnos lo mismo. A ustedes les cansan los niños, y a mi lo que nos cuentan ustedes sobre este tema una y otra vez. Lamento decirles que aquí no hay debate posible, solo un hecho: los niños son personas, con unas características determinadas, al igual que los ancianos, adolescentes o treintañeros. Así que por muchos artículos repetitivos de opinión sobre ellos que escriban, existen y seguirán existiendo. Que no les gustan, no los tengan. Pero tendrán que soportarlos cuando les toque, igual que hacen con los adolescentes o los ancianos (ah, claro, que hablar de soportar a un anciano no es políticamente correcto, pero de un niño sí, porque se ve que aún no ha adquirido su categoría de persona y no merece el mismo respeto). Para mi todos merecen respeto y mucho, por cierto, no se vaya a malinterpretar algo de lo que he escrito.

Lo dicho, que yo les recomendaría, desde mi humilde opinión, dedicar su tiempo a otra cosa en vez de a escribir sobre un tema tan manido, porque por mucho que escriban y protesten, los niños seguirán existiendo, y ustedes se seguirán aguantando. Los niños y por supuesto los idiotas de sus padres, con sus pesadas conversaciones que tan poco les importan (sí, eso he leído esta mañana… Está muy feo eso de insultar ¿eh?).

Que, ojo, a todos hay conversaciones que no nos importan nada, pero no andamos siempre quejándonos, pataleando y dándole tantas vueltas, que al final va a parecer que nos importa de verdad. Un adulto se aguanta y a otra cosa mariposa; además,así no se comportarían como esos niños que tan poco soportan.

Nota: ¿en serio las conversaciones de los padres son las únicas que escuchan y no les interesan? Yo les diría que escribiesen sobre las otras, porque este tema a estas alturas, de verdad que carece de originalidad y los que pasan a no interesar son ustedes. Antes sería cool pero ahora es cansino.

Nota 2: si quieren conciliación para leer, ir al cine o a jugar al mus, únanse a la lucha, nadie se lo impide. Cada uno que concilie con lo que quiera.

Generalmente esta no es la línea del blog, pero qué os voy a decir, es lunes y no he elegido una buena lectura para empezar la mañana.

Feliz día 😉

8

Rincón de Lectura: De la cuna a la luna

Como ésta es una semana dedicada a los libros, me hubiera gustado mucho dedicar un poquito más de tiempo a esta sección del blog y haberos recomendado varios cuentos de los que tengo en mente hablaros. Pero como al final tiempo no he tenido, pues en vez de un solo cuento, os recomiendo una colección 😉 y así mi objetivo de hablaros de varios libros esta semana queda cumplido jejeje.

 

ji

 

De la cuna a la luna es una colección de la editorial Kalandraka compuesta hasta el momento por 10 cuentos: Cinco, Cocodrilo, Limón, Luna, Miau, Pajarita, Veo veo, Violín, Zapato y Árbol. Digo hasta el momento porque no es una colección cerrada y cada cierto tiempo añaden un nuevo título.

Cada cuento es lo que la propia editorial describe como un pictograma poético o poegrama, que busca una conexión entre las ilustraciones y el ritmo de la lectura para “educar el ojo y endulzar el oído” de los niños.

Cada cuento de De la cuna a la luna es un poema que utiliza recursos propios de la poesía como rimas y estribillos, y también del cancionero infantil como onomatopeyas y ritmos… Y cada cuento o poema se centra en un clásico tema de interés para los niños más pequeños: colores, números, animales, la luna, la comida…

 

Limón

 

Las ilustraciones son sencillas, sobre un fondo claro para no desviar la atención y fácilmente reconocibles para los niños, y están en perfecta conexión con el poema. Son obra de Óscar Villán, y el texto es de Antonio Rubio Herrero.

Es una colección que me encanta porque los peques se quedan atrapados por el ritmo de los poemas mientras siguen las ilustraciones con los ojitos. Además se puede ir un poco más allá para los que se animen. Es muy fácil convertir estos pequeños poemas en canciones, bien con una melodía sencilla que se repita o bien cogiendo prestada la melodía de alguna canción tradicional. El vídeo no es de muy buena calidad, pero es un buen ejemplo.

 

 

Kalandraka recomienda De la cuna a la luna para niños de 0 a 3 años, aunque a mi también me parece perfecta para sus primeras primerísimas lecturas. El formato está muy bien pensado para niños pequeños, de cartón, sin aristas y con un tamaño muy manejable (16 x 16 cm).

Entre todos los cuentos-poema de De la cuna a la luna tengo un favorito, Luna. Fue el primero que escuché, porque no lo leí, sino que lo escuché en un cuentacuentos, y me encantó. Pero es que además tengo una especial debilidad por la luna que creo que mi peque ha heredado. Por eso, Luna es la primera recomendación que voy a hacer de una serie de cuentos que tienen todos que ver con la luna.luna-de-la-cuna-a-la-luna

Los cuentos de De la cuna a la luna son aparentemente sencillos, lo que es perfecto para los peques, pero son mucho más que eso. Cada poemita está perfectamente construido y acompañado (por las ilustraciones) para llegar a los más pequeñitos. A ellos, desde luego, les encanta.

Aquí tenéis el video-cuento de mi favorito. Es sólo una opción. Yo, por ejemplo, lo canto con otra melodía:

 

 

Espero que os haya gustado. ¡Vuestros comentarios son bienvenidos!

2

Los adultos ya no creemos en dinosaurios

¿Os habéis dado cuenta de cómo fascinan a los niños los dinosaurios? Desde que son pequeñitos una especie de imán misterioso les atrae hacia ellos. Ya puede haber coches, princesas, muñecos, cocinitas… que si hay dinosaurios en la habitación, lo más seguro es que vayan hacia ellos. Y la verdad es que no me extraña, los dinosaurios son fascinantes. Fueron unos animales vertebrados muy parecidos a unos reptiles gigantes (de ahí su nombre) que poblaron la tierra hace millones de años y durante millones de años. Suena a ciencia ficción, pero es verdad. Hay evidencias de ello, ya se sabe mucho de cómo eran y cómo vivían, se han encontrado fósiles y restos que están expuestos en los museos. Claro que es fascinante…

Mural de dinosaurios n WEB

Sin embargo, no se si os habéis fijado también en que según los niños se van haciendo mayores van perdiendo ese interés por estos increíbles seres y su mundo. Se va convirtiendo poco a poco en algo “de pequeños” (estoy generalizando ¿eh? siempre hay excepciones). Hasta que un buen día se convierten en adultos para los que los dinosaurios no son más que ciencia ficción o cosas de niños. Y es que, salvo que seas paleontólogo, no forman parte de nuestro mundo adulto, real, organizado, y se convierten en fantasía infantil o de película.

A mi hija le alucinan los dinosaurios, jugar con ellos, los dibujos de dinosaurios, y conoce desde hace tiempo los nombres de algunos. Y para mi, como buena adulta, no son más que un juego, unos muñecos que les gustan a los niños. Pero de vez en cuando me da por pararme a pensar y a analizar las cosas, a darle vueltas a todo, y soy consciente por un momento de que ese T-Rex con el que juega mi peque por la casa existió un buen día, y esa fascinación propia de la infancia regresa durante unos segundos. Y entonces no puedo dejar de ver un paralelismo claro entre la pérdida de la capacidad para entusiasmarnos por algo, sorprendernos y fascinarnos al hacernos adultos y el olvido en que caen los dinosaurios según vamos creciendo.

Convertirse en adulto conlleva seriedad y realidad, y aspectos de nuestra persona como la creatividad, la ilusión, la capacidad para dejarse sorprender y fascinar, quedan enterrados por ellas. Y no digo que nos comportemos como si fuésemos niños, pero qué bien nos iría si esa parte de nosotros que dejamos atrás al hacernos mayores, también formase parte de cómo somos ahora. Veríamos el mundo con otros ojos. Como cuando visteis Parque Jurásico en el cine ¿a que os sentisteis de nuevo como niños? Os dejasteis llevar y fascinar otra vez, como cuando eramos pequeños y creíamos en los dinosaurios y en muchas más cosas.

 

68169-jpentrance_andere

 

Ojalá los adultos no nos hubiésemos olvidado de los dinosaurios, porque significaría que no habríamos perdido muchas cosas que probablemente nos harían más creativos, más tolerantes (por ejemplo, con los propios niños) y seguramente mejores personas.

Esto es una reflexión sin más, pero yo ya lo tengo decidido, a mi me encantaban los dinosaurios cuando era pequeña y a veces cuando mi peque juega con ellos parte de ese interés sale a la luz, voy a dejarlo salir más. Voy a volver a creer en los dinosaurios 😉

6

Tu compra online con Lola Market

Este es un post que llevaba tiempo pendiente de escribir, pero hasta hoy no he encontrado el momento. Va ser breve porque lo que tengo que contaros es muy sencillo, pero no quería dejar de hacerlo, porque la verdad es que la experiencia con Lola Market fue muy buena y quería compartirlo con vosotros. De hecho vamos a repetir con la compra de esta semana 😉

 

lolalogohd

 

Lola Market te ofrece un servicio de personal shopper para hacer la compra en una serie de supermercados y mercados, con todas las ventajas que eso supone. La ventaja con respecto a hacer la compra online directamente en la web del supermercado es que ante cualquier duda tu personal shopper se pondrá en contacto contigo para resolverla. Otra ventaja es que no solamente podrás comprar productos en supermercados, sino también en determinados mercados cercanos a tu código postal. Y otra gran ventaja es que puedes elegir la franja horaria de entrega, pudiendo seleccionar que ésta se realice incluso en ¡sólo una hora!

Los gastos de envío tienen un precio muy razonable, menor incluso que en algunos supermercados. Y además hay una ventajita extra, y es que tengo un código promocional para que os descuenten 20 € (en una compra mínima de 60 €). Código = YdeRepentePapis

 

1653466_1747035572178614_4517823232214643805_n

 

Sólo tenéis que entrar en Lola Market y meter vuestro código postal. Aparecerán entonces los mercados y supermercados en los que podéis hacer vuestra compra, y después ya solamente queda seleccionar los productos que queráis y meter el código a la hora de pagar para que apliquen el descuento.

Por mi parte yo acabé encantada porque me pareció fácil, los precios los mismos que en el súper y sobre todo la entrega muy rápida y puntual. Ya os digo que esta semana que no hemos tenido tiempo de ir a hacer la compra, vamos a hacerla otra vez a través de Lola Market.

Espero que esta información os haya resultado útil y que si os interesa aprovechéis el código que oye, 20 euritos son 20 euritos 🙂

¡Feliz fin de semana amigos!

4

Rincón de Lectura: Un bicho extraño

El cuento que os traigo hoy al Rincón de Lectura es muy chulo, ya veréis 😉 Se llama Un bicho extraño y por supuesto con ese título no puede tratarse de un libro normal y corriente. Se trata de un cuento muy peculiar.

 

978-84-96957-67-1_g

 

En la primera página nos encontramos con un bicho muy muy raro, un bicho que parece un huevo. Página a página, con un texto a base de rimas, ese bicho irá teniendo orejas, pies, rabo… pero ¡todo descolocado! ¡qué raro! Aaaah, que en la última página el texto nos invita a dar la vuelta al cuento… ¡Era un ratón! y se ha asustado, así que va perdiendo las orejas, los pies, el rabo… hasta quedarse como un huevo mondo, lirondo y pelado… Y de nuevo se invita a dar la vuelta al cuento… y ¡qué bicho más raro! 😉

 

Un-bicho-C-3-740

 

Es lo que se conoce como un cuento sin fin ya que nunca acaba, se lee de manera circular de principio a fin y de fin a principio y siempre se invita a dar la vuelta al libro. En este caso, el texto envuelve además de manera casi literal la ilustración protagonista intensificando esa sensación de bucle.

 

978-84-96957-67-1i2

 

Las ilustraciones son obra de Óscar Villán y se caracterizan por la sencillez de formas y colores sobre un fondo neutro que concentran la atención del lector en el único elemento protagonista de este cuento, el bicho extraño. El texto por su parte es de Mon Daporta y juega con las rimas y la lectura rítmica, algo muy habitual en las ediciones de Kalandraka (que edita este cuento a través de su sello Faktoría K de Libros).

Para los niños es un cuento súper divertido. Les sorprende la primera vez que lo leen (o se lo lees) porque para ellos es una adivinanza y van descubriendo poco a poco qué está pasando y qué es ese bicho tan raro. Después, cuando ya han descubierto lo que pasa, eso de dar la vuelta al cuento para ver si es un huevo o un ratón… les encanta. Las rimas y el ritmo convierten la lectura también en algo muy dinámico, casi un juego. Y para primeros lectores está genial.

Tiene 14 páginas duras de 17,5 x 22 cm y la edad recomendada es aproximadamente de 0 a 5 años. La verdad es que puede gustar tanto a los más pequeñitos como a los niños que están empezando a hacer sus primeros pinitos con la lectura.

¡Muy divertido! ¿Qué os parece?

8

Madrileñeando: caballos, campo y parrilla en La Colina

Hemos aprovechado las vacaciones de Semana Santa para hacer planes en Madrid y alrededores, ya que este año no nos hemos animado a pasarlas en la costa, como hemos hecho otros años. Y uno de los planes más chulos de estos días ha sido pasar la mañana dando un paseo por el campo y comer en el Club Social La Colina. Un descubrimiento que hemos hecho gracias a unos amigos y un plan que seguro repetiremos, porque nos gustó mucho y está increíblemente cerca.

Se trata de un club hípico con restaurante que te permite dar un paseo por el campo, dar una vuelta a caballo y después comer en plan parrilla rico rico 😉 Eso sí, hay que saber que este lugar existe porque no es que esté visible precisamente. Hay que ir a propósito, así que espero estar descubriéndoos a muchos un sitio que no conocíais para hacer un plan diferente y además muy cerca, porque aunque parezca increíble ni siquiera tenéis que salir de Madrid. Está en la carretera de Fuencarral a El Pardo, junto al barrio de Montecarmelo. En la web tenéis explicaciones claras de cómo se llega, podéis pinchar aquí. Eso sí, preparaos para caminito off-road para llegar jejeje.

 

ovejas

Para que os hagáis una idea…

 

IMG_20160326_161743

¡Y mirad qué cerquita está!

 

Nosotros no nos animamos a dar una vuelta con los caballos porque íbamos con niños muy pequeños, pero puede ser un plan bastante chulo para cuando sean más mayores. Lo que hicimos fue dar un paseo por las cuadras, que eso a niños de 3 añitos ya les parece algo alucinante si no están acostumbrados. Poder ver a los caballos tan cerca, ver cómo les cepillan y les alimentan… en fin, que mi peque lleva 3 días cepillando con mi cepillo al caballo de playmobil, imaginad la desproporción, jejeje.

 

IMG_20160326_122706

Con prismáticos y todo para ver los caballos… Así es más “aventura”

 

Dimos un pequeño paseo por los alrededores de La Colina y después disfrutamos de una comida muy rica en la terraza. La verdad es que el entorno es muy agradable y sobre todo te permite tener la sensación de estar lejos, en un entorno rural, sin apenas haber recorrido unos kilómetros desde la zona urbana.

 

IMG_20160326_133526

No se ve pero ahí estaban cocinando a la parrilla… Mmmm. Y atención al detalle, con caballo y todo ¿eh?

 

IMG_20160326_133957

Terracita

 

Nos comentaron que cuando empieza el buen tiempo, ponen un castillo hinchable y alguna cosa más para que jueguen los niños, y en ocasiones organizan planes especiales con música en directo. El próximo sábado 9 de abril hay un brunch a las 12.

Aquí tenéis un vídeo de uno de esos planes con música en vivo, en este caso por la noche, para que os hagáis una idea:

Sin duda un plan muy agradable que repetiremos seguramente este verano, cuando esté el castillo hinchable (aunque a mi me dan un poco de pánico los castillos hinchables, pero bueno…) o quizá nos animemos con ese brunch ¿quién sabe? Recomendable para hacer algo diferente sin irse muy lejos de la ciudad.

¿Qué os parece?

7

Caillou ¿te gusta o lo odias?

Hace unos meses escribí un post sobre la adorable cerdita Peppa, Por qué a los niños les encanta Peppa Pig (y a los padres también), que tuvo bastante buena acogida. Desde entonces, me he venido fijando en las opiniones de los padres sobre estos y otros dibujos animados, y para mi sorpresa, he observado comentarios muy negativos sobre Caillou. Digo para mi sorpresa, porque aunque a mi me resulta un puntito irritante (lo reconozco), lo que me ha sorprendido es que estos dibujos son percibidos como negativos por algunos padres por razones muy opuestas.

 

 

3033505-9719479725-caill

 

Como me pareció bastante curiosa una percepción tan opuesta por parte de diferentes padres, me puse a buscar en la red, y con lo que me encontré es con que el pobre Caillou es un personaje bastante odiado, más que Dora la exploradora y todo, jeje.

Como os comentaba al principio, a mi personalmente Caillou siempre me ha resultado un poquito irritante, pero es algo que siempre he relacionado con el doblaje, porque lo que me rechina es su tono de voz impertinente y ñoño. Por lo demás, puedo deciros que he visto muchos capítulos de esta serie y me parecen unos dibujos bastante normalitos. Sin embargo, en los últimos tiempos he escuchado ya a varias madres de mi entorno comentar que son los peores dibujos que se pueden poner a un niño porque Caillou es una mala influencia. Les parece un niño maleducado, malhablado, que se porta mal con su hermana y al que sus padres nunca regañan a pesar de su mal comportamiento. En contraposición, y para mi asombro, he escuchado a otros padres criticar la serie por presentar a los niños un mundo demasiado ideal en el que Caillou siempre se muestra comprensivo, demasiado educado, que nunca tiene rabietas, y con unos padres que jamás pierden la paciencia, dejándonos a los padres reales en una mala posición frente a nuestros hijos.

Todo esto son cosas que he oído directamente de boca de otros padres, pero es que si te pones a buscar en internet es sorprendente la cantidad de opiniones diferentes que genera este personaje y su familia. Para algunos incluso los padres de Caillou son un pésimo ejemplo de crianza, puesto que la madre nunca tiene tiempo de jugar con él y el papá sólo se dedica a hacer de manitas en la casa, además de obligar a Caillou a dormir solo a pesar de tener miedo, a ceder siempre ante su hermana y otras cosas similares.

Por supuesto, hay opiniones favorables que consideran esta serie educativa e inocente, en la que se plantean situaciones cotidianas de la vida de un niño y que siempre se resuelven a través de la imaginación del protagonista y la paciencia e ingenio de sus padres, que intentan explicar a su hijo cómo funciona el mundo.

Lo que está claro es que, a pesar de su apariencia inocente y hasta un poco tontorrona, Caillou es un personaje de lo más polémico. Quién lo hubiera dicho.

Por mi parte, sólo puedo deciros que me parecen unos dibujos más, con una clara intención educativa cuyo enfoque puede gustarte más o menos en función de tu filosofía a la hora de educar a tus hijos. Pero sinceramente, no soy muy de buscar cosas ocultas ni malas intenciones donde no creo que las haya. En fin, que no me parecen unos dibujos tan “malignos” como otros creen ni por estrictos ni por permisivos, simplemente me parecen unos dibujos más que no veo que hayan influido a mi peque a la hora de portarse de una u otra manera.  Pero esto es sólo mi opinión, y como he podido observar, sobre Caillou hay miles.

Me parece muy interesante y muy curioso que haya opiniones tan opuestas, así que me encantaría conocer las vuestras.

¿Vosotros qué pensáis sobre Caillou? ¿Maleducado o excesivamente educado? ¿Tontorrón o impertinente? ¿Y sus padres, demasiado estrictos o demasiado permisivos?