Rincón de Lectura: Una cosa negra

Después de un par de semanas de sequía lectora, vuelvo al Rincón de Lectura con fuerza y con muchas ganas. Esta semana he tenido oportunidad de leer y releer varios cuentos y álbumes ilustrados que me han gustado mucho. Os voy a ir hablando de todos ellos, empezando por nuestra adquisición de ayer: Una cosa negra, de Emilio Urberuaga.

 

portada

 

El protagonista de esta sencilla pero completa historia es Bruno, una cosa negra. Sí, sí, él es simplemente una cosa negra con dos ojos, pero con la capacidad de convertirse en lo que él quiera. Bruno está muy aburrido, y a lo largo de este cuento que transcurre durante un día irá encontrándose con una serie de animales con los que intentará jugar al escondite, pero ellos no le van a hacer ningún caso. Se va transformando en cada uno de los animales con los que se encuentra, con la peculiaridad de que él siempre seguirá siendo negro. Primero se encuentra con un dromedario, luego con dos camellos, luego con tres ovejas… Hasta llegar al número diez, en que lo que se encuentra le desanimará a seguir buscando con quién jugar. Sin embargo, una sorpresa le espera al final de la historia, se encontrará con una cosa blanca, y ella sí que quiere jugar al escondite.

 

contra

 

La historia es aparentemente sencilla, pero contiene muchas capas de lectura. Puede leerse desde esa sencillez narrativa con los más pequeños de la casa, pero además les inducirá al juego de contar, a distinguir colores, especies animales, lugares y hábitats, y es fantástico para pequeños lectores, puesto que los textos son cortos y la escritura de los números viene destacada en rojo.

 

camellos

 

Las ilustraciones son obra de Emilio Urberuaga, autor también de la historia, y Premio Nacional de Ilustración en 2011. Le conoceréis principalmente por sus ilustraciones más famosas, las de Manolito Gafotas, aunque ha ilustrado más de 90 títulos. Y las de Una cosa negra son fabulosas, de colores vivos, sobre un fondo blanco que las destaca, con ese toque infantil y simpático que a los niños les encanta (y a los mayores también).

 

cebras

 

La narración es ingeniosa, fresca y emplea un lenguaje coloquial que le da un tono divertido.

-Se dejó caer en el mar detrás de cinco pececillos, pero confundieron a Bruno con un tiburón y salieron pitando-

Y hay algún pequeño guiño a los lectores adultos, como el hecho de que uno de los animales con los que se encuentra Bruno son seis narvales (y la editorial es Narval).

Otra curiosidad es que la historia ocurre a lo largo de un día, desde la mañana a la noche, como puede verse por el sol redondo y naranja, que va dibujando una parábola en el cielo hasta que… al final del día Bruno se encuentra con Diana, una cosa blanca, y con la noche.

Una cosa negra está editada por la editorial Narval, como ya comentaba antes, y cuenta con 28 páginas de 22 x 22 cm.

Me fijé en la portada nada más verla entre un montón de libros. Me llamó la atención por los colores vivos sobre fondo blanco, con esa cosa negra con ojos mirándome. Una cosa negra, leí… y no pude evitar abrirlo. Entonces llegó mi peque, lo leimos con ella y quiso llevárselo a casa. Ahora mismo está leyéndolo con su abuelo porque está entusiasmada con su nuevo cuento.

En breve, más entregas de Rincón de Lectura amigos 😉 Feliz semana

Anuncios

2 comentarios en “Rincón de Lectura: Una cosa negra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s