Madrileñeando: la Quinta de los Molinos y sus almendros en flor

Cada año desde hace aproximadamente 8, visitamos la Quinta de los Molinos por estas fechas. Antes vivíamos bastante cerquita y de vez en cuando dábamos algún que otro paseito por allí porque es un parque bastante grande y agradable. Pero a finales de febrero, principios de marzo, se convierte en un verdadero espectáculo de la naturaleza con sus casi 25 hectáreas de árboles, la mayor parte de ellos almendros en flor.

 

1.1

Camino de almendros

 

 

2.2

Diferentes tonalidades

 

Así que, como correspondía, este fin de semana, sin que nos echase atrás el frío, hemos visitado el parque y está ¡PRECIOSO! Los almendros ya han florecido, así que corred, corred a verlo porque ya sabéis cómo es la naturaleza, en unos días las flores empezarán a caer y empezarán a salir brotes verdes anunciando la llegada de la primavera.

 

3.3

Algunos pétalos ya han empezado a caer y cubrir el suelo

 

5.5

Mi peque disfrutando del entorno

 

¿Que dónde está? Yo reconozco que hasta que no viví por allí cerca no había oído hablar de este parque, así que su descubrimiento fue aún más impactante para mi, cuando un buen día de marzo decidimos entrar por casualidad y nos encontramos con aquel lugar tan impresionante. Junto con el Parque de El Capricho es uno de los grandes desconocidos de la ciudad para los propios madrileños. Está en la calle Alcalá, frente a la boca de metro Suanzes (línea 5). Tiene acceso desde la calle Alcalá, desde la calle Juan Ignacio Luca de Tena y también desde la calle Miami.

El parque inicialmente era propiedad del conde de Torre Arias, pero en 1920 lo regaló al arquitecto alicantino César Cort Botí, quien decidió convertirlo en un jardín mediterráneo que le recordase a su tierra. Tiene un palacete de principios del siglo XX, extensiones de césped y otros árboles como olivos y eucaliptos, un estanque, dos molinos multipala americanos y la Casa del Reloj (en rehabilitación).

 

6.6

Hileras e hileras de almendros

 

7.7

Preciosas de cerca, y qué bien huelen

 

Es un lugar muy agradable para dar un paseo con los peques en cualquier momento del año, pero desde luego en estas fechas merece mucho la pena ir, así que si tenéis un hueco esta semana, como muy tarde la siguiente, lo recomiendo. Y si no, pues ya sabéis a dónde tenéis que ir a dar una vuelta, a hacer unas fotos o un picnic el próximo año. Ale, a poneros un aviso en el móvil 😉

 

estanque

Estanque con fuente, patos…

 

 

camino

Paseo de eucaliptos

 

Nosotros pasamos una mañana genial, la peque se llevó la bici e hicimos un millón de fotos. Y eso que este año el tiempo no acompañaba y no os voy a negar que pasamos un poquito de frío, pero todo sea por el espectáculo de los almendros en flor 🙂 A la peque le gustó mucho ver los árboles llenos de flores rosas que olían muy bien (palabras suyas). Ah, y en el estanque hay patos (fundamental lo de los patos con los niños, jeje).

Contadme si os animáis a ir. Seguro que os encanta 😉

Anuncios

7 comentarios en “Madrileñeando: la Quinta de los Molinos y sus almendros en flor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s