Madrileñeando “desde el cielo”: teleférico de Madrid

Vaya super plan hicimos el sábado. Subimos en el teleférico, dimos un paseo por la Casa de Campo y disfrutamos del tiempo primaveral que nos está regalando Enero. Y además terminamos el día con una pequeña aventurita y todo. Sábado completo, vamos.

 

IMG_20160123_131627

A punto de subir al teleférico por primera vez 🙂

 

Después de una semana bastante fría, pero normal para estas fechas, hemos vuelto a este “primer año sin invierno” como dijo el otro día un amigo mío (Julián, te robo la frase 😉 ). Aunque probablemente no sean tan buenas noticias, sino una consecuencia más que probable del famoso cambio climático, somos muy de “que nos quiten lo bailao” y estos días de solecito son de lo más agradable para disfrutar en nuestra ciudad.

Tengo que confesar algo, nunca había montado en el teleférico. Sus cabinas han pasado miles de veces por encima de mi cabeza y forman parte del paisaje de esta ciudad, pero nunca había subido. El sábado buscando un plan chulo al aire libre me acordé de repente, y la verdad es que fue una gran idea porque la peque alucinó. Estaba entusiasmada, era como si estuviese subiendo en la atracción más alucinante del mundo. Eso de que fuésemos todos en una cabina en movimiento, suspendidos en el aire y poder ver la ciudad desde arriba le encantó, iba como loca. Me gustó especialmente eso de ir solos en la cabina. Va un grupo por cabina, hasta si el grupo es de uno 🙂

IMG_20160123_132330

Sobrevolando el Manzanares, y al fondo la Almudena

 

Sobre la Casa de Campo

Sobre la Casa de Campo

 

Dejamos el coche en el Paseo del Pintor Rosales y compramos billete de ida y vuelta sin tener un plan muy claro, y todo salió muy bien porque después de sobrevolar el Manzanares, la ermita de San Antonio de la Florida, parte de la Casa de Campo y ver la catedral de la Almudena desde el aire, llegamos al destino más o menos a la hora de comer, y resulta que justo allí hay un restaurante-mirador con unas vistas preciosas. La comida es de batalla (bocadillos, pizzas, hamburguesas, nuggets…etc) y el restaurante por dentro bastante desbaratado y poco “apetecible” pero tiene una terraza muy agradable para los días soleados como el sábado, y como os digo, desde allí las vistas de Madrid merecen la pena.

 

IMG_20160123_140138

Terraza-mirador del teleférico

 

Vistas desde la terraza

Vistas desde la terraza

 

Después de comer dimos un paseo por la Casa de Campo. Hacía mucho que no paseaba por allí y había olvidado lo agradable que es… Nos encontramos además con una zona muy grande de columpios y la peque ya se volvió loca de la emoción. Teleférico, paseo por el campo y columpios, ¿qué puede haber mejor?

 

IMG_20160123_160519

Columpios y todo, plan completito para los peques

 

IMG_20160123_164719

Paseo por la Casa de Campo y nuestra clásica foto de sombras

 

Tras el paseo y la merienda de la peque sentados en una zona tipo merendero, nos dispusimos a volver para que no se hiciese muy tarde, y aquí empezó la aventurita con la que terminamos el día. Cuando llegamos a coger el teleférico nos encontramos con que ¡hacía 10 minutos que lo habían cerrado! Eran las 18:10… Atención a los horarios si os animáis con el plan para que no os pase lo que a nosotros. Yo no sé cómo había mirado los horarios pero está claro que mal porque estaba segura de que cerraban más tarde. Al chico del teleférico que nos informó, le debimos dar un poco de lastimita, allí tirados en la Casa de Campo con la peque, así que fue a avisar a un compañero. Por un momento creímos que iban a hacer una excepción porque el teleférico seguía en marcha… pero entonces el compañero llegó y muy amablemente nos dijo que bajando por la carretera llegaríamos al metro. Así que cogimos la carreterita y ale, para el metro…

 

IMG_20160123_183751

De vuelta… por este paisaje tan inglés

 

La peque se quedó con cara de decepción, porque estaba deseando volver a subir al teleférico, pero lo entendió. El paseo la verdad es que fue muy chulo, pero a mitad de camino la peque dijo que “hasta aquí hemos llegado”, hubo que cogerla en brazos y se quedó dormida… Vamos, que el papá de la criatura, que fue el que cargó con ella, aún se está acordando del paseo. Luego tocó metro y otro paseo hasta el coche. Si nos retrasamos un poco más, se nos hace de noche en la Casa de Campo, pero no hubo problema, con error y todo clavamos el horario 😉

Aquí tenéis los precios y los horarios (para que no os quedéis tirados :S ). A nosotros nos pareció un buen plan para hacer con niños y disfrutar del buen tiempo. Y después a la vuelta podéis dar un paseo por el Templo de Debod… pero bueno, eso ya lo dejo para otro día 😉

Anuncios

4 comentarios en “Madrileñeando “desde el cielo”: teleférico de Madrid

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s