Rincón de Lectura: ¿Quién es? ¡Cuidado!

Este fin de semana se han celebrado Halloween y el día de Todos los Santos… La verdad es que nunca me había fijado hasta ahora, pero este año que mi peque ya es más mayor, me ha llamado la atención cómo los niños se disfrazan de cosas terroríficas y se rodean de esa estética oscura sin presentar el menor atisbo de miedo. Mi peque en concreto no tiene aún tres años y ni ha pestañeado cuando ha visto a gente disfrazada de bruja, de demonio o de vampiro. Y tampoco es algo que se le haya quedado en la retina y que le esté generando miedos a posteriori. De hecho dice que por qué la fiesta ha sido tan cortita, jejeje.

Sin embargo, aunque este tipo de fiestas desmitifiquen un poco para ellos determinadas figuras y personajes, el miedo es algo que forma parte de la infancia, y hay niños que lo sufren más que otros. Influyen además cuestiones como la manera de ser de cada peque, la edad, cosas que hayan visto o vivido…  Todos de una manera u otra hemos sentido miedo cuando éramos pequeños y sabemos que la oscuridad es una aliada muy fuerte de ese miedo. En la oscuridad muchos peques se sienten inseguros y su imaginación desbordante a veces puede hacer de las suyas y jugarles malas pasadas.

Por eso me ha parecido muy interesante este cuento ¿Quién es? ¡Cuidado! de la Editorial Combel, como herramienta para combatir ese miedo de los más pequeños a la oscuridad o a la noche.

 

9788491010135_04_n (1)

 

Es un cuento de tapas duras, 14 páginas y unas dimensiones de 22,9 x 22,7 cm. Edad recomendada, a partir de 4 años.

Un pequeño ratoncito debe atravesar el bosque en una noche de luna llena para llevar una cesta de comida a su abuela (reminiscencias de cuentos clásicos ¿verdad?). En ese camino se irá encontrando con muchas sombras sospechosas que al principio le asustarán. Pero a menudo las cosas no son lo que parecen y gracias a un sistema de solapas y lengüetas los niños descubrirán que en realidad lo que parece una sombra aterradora es en realidad una hilera de hormigas o lo que parece la sombra de un lobo es en realidad la de la abuelita.

Me encanta la idea de que las cosas a veces no son lo que parecen. Puede ser algo muy útil para ayudar a los peques en esos momentos de miedo cuando no hay luz y todo está en silencio. Ellos mismos pueden manejar las solapas y ver cómo en realidad la noche, las luces y las sombras y sobre todo nuestra imaginación pueden hacernos ver cosas que nos dan miedo cuando en realidad son de lo más inofensivas.

Seguramente el miedo en sí no lo podamos evitar, pero sí podemos ayudarles a que poco a poco sepan afrontarlo y vayan sintiéndose más seguros. Poco a poco, por supuesto, porque es difícil para un niño controlar su imaginación, pero podemos ayudarles, por ejemplo con cuentos como éste, sencillitos para los más peques, pero con una idea y un mecanismo muy efectivo.

El ratoncito, por cierto, cumple su misión y llega sano y salvo a casa de su abuelita.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s