Vuelta de vacaciones o el caos total

Bueno, pues ¡ya estamos de vuelta! He estado desaparecida unas semanitas sí, y la verdad es que no puedo mentir, ha estado genial. Mi idea inicial era reducir el ritmo pero no desengancharme del todo de esto de la blogosfera durante las vacaciones peeeero, a los cuatro días de estar en la playa me quedé sin internet, así que desconexión forzada del mundo y ¡oye, qué bien me ha venido jejeje!

 

splash

Refrescante sensación que tiene uno de vacaciones

 

Aún nos quedan los últimos coletazos de vacaciones porque haremos alguna escapadita más, después de haber estado una semanita en Cantabria en junio, dos semanitas en Valencia en julio y el fin de semana pasado en la Sierra de Gredos. No nos podemos quejar, desde luego, y la peque se lo ha pasado genial.

Se lo ha pasado genial, pero empezamos a creer que tanto movimiento le está empezando a pasar factura. Ha sido volver de esta última escapada y comenzar lo que llamamos EL CAOS TOTAL

 

Juego de trenes

Bendito tren de madera de Ikea que desde ayer tiene a la peque entretenida

 

Llevamos tres días en los que la peque está pasando por una especie de pequeña adolescencia. A ratos está que no se aguanta ni ella, no sabe lo que quiere, se pone ñoña… le entra un sueño tremendo después de comer pero no es capaz de dormirse ni en el coche, así que se pone que se sube por las paredes. A veces dice que es un bebé y a veces que es una niña mayor… y esto conlleva novedades como “tener escapes” que nunca había tenido, y digo escapes por utilizar un eufemismo porque vamos, que antesdeayer se hizo pis encima ¡cinco veces!

Hemos tenido que ir un par de tardes a hacer algunas compras y en las tiendas la posee algún tipo de ser travieso empeñado en huir y esconderse en cualquier hueco que encuentra. Y por las noches nos está costando bastante más que se duerma.

Ella no es la única a la que el verano y las vacaciones tienen descolocada. Nuestros queridos gatitos también están pesaditos. Uno todo el día intentando estar encima de ti como un oso de peluche, con el calor que hace. Y la otra enfadada desde que hemos vuelto, no hace ni caso. Y nosotros adaptándonos también, acabamos los días agotados. Vamos que lo que os digo ¡EL CAOS TOTAL!

Estamos seguros de que los causantes de todo son los cambios y los locos horarios de verano. Que no han sido tan locos, pero los peques lo notan mucho (y los gatos también). Así que poco a poco las cosas irán volviendo a la normalidad. De hecho ayer el día fue un poquito más suave gracias a la temida, pero a veces tan necesaria, rutina. Rutina de verano, que tampoco es que nos encerremos en casa a las 8 de la tarde, pero se nota.

Os seguiré contando qué tal va la adaptación. Oficialmente ya estamos de vuelta, así que espero seguir contándoos cositas por aquí con cierta continuidad. De momento por delante tenemos una escapada, el cambio de la cuna a la cama, redecoración y redistribución de la habitación (de bebé a niña), a la vuelta de la esquina está el primer año de cole… Muchas cositas.

¡Y ahora a seguir disfrutando de un maravilloso verano!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s