Papás de acogida

hands-407389_1280Hace unos días estuvimos en la celebración del tercer cumpleaños de una preciosidad de niño que desde hace unos meses se ha hecho un huequito en nuestros corazones. Este pequeñajo nació hace aproximadamente 3 años en un país africano, y lleva un tiempo en España recibiendo tratamiento médico para recuperarse de una dolencia que le afecta desde pequeñito.

Fue un cumpleaños muy bonito, muy divertido y sobre todo con muchos niños. Varios de ellos eran niños que están en la misma situación que el pequeño cumpleañero, se encuentran en España recibiendo el tratamiento médico que necesitan, bien porque su familia carece de recursos para costear el tratamiento o bien porque en su país de origen no existen los medios necesarios. Gracias a algunas organizaciones como Infancia Solidaria pueden ser operados en España y recibir ese tratamiento. Y gracias a unas personas maravillosas, viven durante ese período de tiempo en las mejores condiciones posibles. Esas personas son los padres o familias de acogida.

Llevo desde hace unos días dándole vueltas a este asunto, y por eso he decidido escribir un post dedicado a los papás de acogida, esas personas increíbles que ayudan tantísimo a esos pequeños que tanto lo necesitan, que les brindan un hueco en su hogar y en sus vidas para que puedan ponerse bien y tener un futuro. Y todo sin recibir nada a cambio, por pura bondad. Bueno, en realidad sí que reciben algo a cambio, la enorme satisfacción de ver a esos niños volver sanos a casa o al menos con una mejora en su salud que les va a permitir vivir una vida mucho mejor.

La verdad es que su generosidad va más allá de lo que podemos imaginar, porque su implicación es enorme y conlleva satisfacción pero también sufrimiento. No es fácil ver sufrir a un niño, y no es fácil cuidarlo como si fuese parte de tu familia y luego verlo marchar. Pero ellos lo hacen con la mejor de las sonrisas, porque saben que regresan a su hogar y gracias a ellos estarán mucho mejor.

Todos sabemos que tener un niño en casa a veces no es sencillo, como siempre se ha dicho los niños dan mucho trabajo, y estos papás regalan su tiempo, su energía y su amor a unos pequeños que de verdad lo necesitan mucho y seguro les estarán agradecidos para siempre por ese increíble gesto lleno de valor: acogerles en su casa y en sus vidas.

El otro día, en el tercer cumpleaños del pequeñajo ya no tan pequeñajo (madre mía, cómo ha crecido desde que llegó) pude ver en los ojos de su familia de acogida esa satisfacción de la que hablo, sobre todo cuando el niño, que hace un año apenas andaba, soplaba las velas y corría feliz con sus amigos. Pero ante todo me impresionó la bondad de sus miradas y sus sonrisas. De verdad pude ver y sentir esa bondad en todos ellos, y es maravilloso ser testigo de algo así más aún cuando acabas de ver el telediario y muchas de las cosas terribles de las que es capaz el ser humano.

Existen diferentes fórmulas de acogida familiar, puede ser por razones médicas, como en el caso del que he hablado y que yo conozco directamente, pero también hay asociaciones que tramitan la acogida de niños de orfanatos de países subdesarrollados para que pasen temporadas en España, como por ejemplo la asociación Blessla; y en España el Sistema de Protección a la Infancia contempla el acogimiento familiar para que niños que se encuentran separados de sus progenitores puedan crecer en un ambiente familiar estable durante un determinado tiempo. Cruz Roja, por ejemplo, tiene un programa de acogimiento familiar en nuestro país. Son muchas las asociaciones que trabajan con familias de acogida para dar una oportunidad a niños que lo necesitan.

Hay muchos tipos de papás, papás biológicos, papás adoptivos, papás tradicionales, papás “modernos”, papás jóvenes y papás mayores, papás de familias numerosas y de familias monoparentales… esto podría dar para un post o para varios, pero yo hoy quería hablar de este tipo de papás tan especiales, papás por un tiempo, pero un tiempo fundamental en la vida de muchos niños, y que merecen un reconocimiento por la labor tan increíble que llevan a cabo, los papás de acogida.

 

Anuncios

Un comentario en “Papás de acogida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s