Cómo poder viajar con niños

Viajar siempre ha sido una gran motivación para mí, y he viajado todo lo family-23827_1280_200que he podido, pero en el momento en que tienes hijos las posibilidades se reducen mucho, sobre todo al principio. Sin embargo, para mi sorpresa, hemos podido viajar con nuestra niña mucho antes de lo que creíamos, y la verdad es que ha sido una experiencia muy positiva que espero que podamos repetir, aunque tendremos que ir adaptándonos en función de su edad.

Cuando la peque cumplió un año y medio ya teníamos muchas ganas de viaje y sin pensarlo mucho nos tiramos a la piscina, y la verdad es que, como os he comentado, la cosa nos salió muy pero que muy bien, así que me gustaría dar una serie de consejos que a nosotros nos funcionaron para aquellos que estén planteándose hacer un viaje con un niño pequeñito:

  • Lo primero es elegir bien el destino. Me explico, se puede viajar pero no va a ser lo mismo que antes, no podemos olvidar que vamos a ir con un niño, así que una buena idea es elegir un lugar previamente visitado. Eso te permitirá disfrutar del destino sin la presión de dejarte sitios sin conocer.
  • Hay que tener muy en cuenta la edad del niño y todo lo que esa edad implica. Por ejemplo, que el niño sea pequeñito tiene inconvenientes relacionados con la alimentación o los horarios, pero ventajas como que irá todo el tiempo en su carrito, permitiéndoos moveros a una velocidad más de “adulto”. Si es un niño que ya no va en carrito pero aún camina despacio y se cansa fácilmente, tendréis que tenerlo muy en cuenta y probablemente iréis más despacio pero seguramente podréis disfrutar todos más de cosas como la gastronomía.
  • Un consejo es optar por un apartahotel o similar para alojaros. Esto te permitirá hacer parte de las comidas allí, por ejemplo desayuno y cena, lo que puede ser una gran ventaja si os organizáis bien.
  • Hacer horarios de niño. Aunque tengáis que estar en el lugar en el que os alojáis a una hora más temprana de lo que acostumbraríais en un viaje, los niños por lo general son madrugadores y los días con ellos cunden mucho. Si os organizáis bien y desayunáis en el hotel o apartamento, cuando salgáis a la calle ya estaréis listos para disfrutar de vuestro destino. Si estáis en vuestro alojamiento para bañar al niño y darle de cenar, tendréis tiempo para una cena tranquila cuando se acueste y no cambiaréis demasiado sus horarios y rutinas, lo que a la larga hará el viaje mucho más fácil.
  • Dedicar algún momento del día a la diversión del niño: llevarle a algún parque, que pueda ver algo que le sorprenda o llame la atención, intentar que él también disfrute del viaje.
  • Llevar comida para el niño por si no le gusta la local. Los potitos o comida para bebés son muy socorridos y puedes llevar de sobra en la maleta salvo que el viaje sea muy largo. Esto lo digo por experiencia. Llevé comida por si acaso pero no suficiente para todos los días porque pensé que no habría problema en encontrar potitos en Alemania. Y resulta que a mi peque no le gustaron nada de nada, sobre todo los de frutas, que en vez de con fruta fresca estaban hechos a base de compota y sabían mucho más dulces.
  • Obviamente aconsejo llevar entretenimiento para los desplazamientos. Aquí los audiovisuales son infalibles (o casi).
  • Muy importante el tema de la documentación. Es la típica cosa que es muy obvia pero muy fácil que no se recuerde hasta el último momento. El niño necesita DNI y para viajar a determinados países también pasaporte. El DNI puede hacérselo uno de los dos padres pero para el pasaporte ambos progenitores tienen que estar presentes.
  • Los niños menores de 2 años viajan gratis en muchos medios de transporte. Aunque para viajar en avión ponga en la web que los niños de esta edad viajan gratis o que solo tienen que pagar un tanto por ciento del billete del adulto, puede ocurrir que si compras los billetes por internet no te den la opción de seleccionar este tipo de pasaje o de indicar que viajas con un niño menor de 2 años. No os confiéis y llamad por teléfono a la compañía aérea porque deben registrarlo también como pasajero.
  • En algunos países los niños solo pueden viajar en taxis con sillita homologada, por ejemplo en Alemania. Hay que tener en cuenta las normas y costumbres de cada país.
  • Por supuesto sobran las clásicas recomendaciones de llevar suficiente ropa, pañales, protección solar, etc…
  • Y por último, tomárselo con calma y disfrutar. No hay que ser ambicioso con el viaje, dará tiempo a ver lo que de tiempo y si no, pues otra vez será, pero hay que intentar, eso sí, disfrutarlo al máximo.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s